Arxiu d'etiquetes: Temps Litúrgic

Domingo de Pascua

Fotos de Pascua

Jesús resucitado abre un camino nuevo para todos los que creemos en él. Gozosamente, en la noche de Pascua, iniciamos un tiempo de cincuenta días en el que recordamos una y otra vez que él vive en nosotros, y que nos ha dado su Espíritu, y que merece la pena que lo tengamos presente en nuestras vidas, y que merece la pena que en todo lo que hacemos se note que somos seguidores suyos, y que queremos llevar a todas partes aquel amor que él vivió, que él nos enseñó, y por el que él murió.

Pero este camino nuevo que Jesús ha abierto no es solo para los creyentes. «El Espíritu del Señor llena la tierra», cantaremos el día final de la cincuentena de Pascua, el día de Pentecostés. El Espíritu de Jesús está en todas partes y, por ello, podemos decir que la Pascua de Jesús es la Pascua del mundo. En este mundo dolorido y perplejo, Jesús está presente. Está presente a través de nosotros, los creyentes, y está presente también a través de todos los signos de buena voluntad y de servicio a los demás que tantas personas, sin conocer a Jesús, llevan a cabo en todos los rincones del planeta.

Demos gracias a Dios. ¡Aleluya!

AYUNA Y LLÉNATE

  • Ayuna de juzgar a otros; descubre a Cristo que vive en ellos.
  • Ayuna de palabras hirientes; llénate de frases sanadoras.
  • Ayuna de enojos; llénate de paciencia.
  • Ayuna de pesimismo; llénate de esperanza.
  • Ayuna de temores; llénate de confianza.
  • Ayuna de quejarte; llénate de aprecio por la maravilla que es la vida.
  • Ayuna de las presiones que no cesan; llénate de una oración que no cese.
  • Ayuna de amargura; llénate de perdón.
  • Ayuna de darte importancia; llénate de compasión.
  • Ayuna de ansiedad sobre tus cosas; comprométete en la propagación del Reino.
  • Ayuna de desaliento; llénate del gozo de la fe.
  • Ayuna de pensamientos mundanos; llénate de las verdades que fundamentan la santidad.
  • Ayuna de todo lo que te separe de Jesús; llénate de todo lo que a Él te acerque.