Arxiu d'etiquetes: Comunitats Neocatecumenals

Família en missió a Ucraïna

Captura de pantalla 2016-07-14 a las 16.06.59
Ciutat de Kiev

ENVIAMENT A KÍEV
El passat 13 de juliol, en el decurs d’una emotiva celebració de la Paraula, foren enviats com a missioners a Kíev, capital d’Ucraïna, els onze components de la família Lasterra – Pastor, membres del Camí Neocatecumenal. Presidiren la celebració Mn. Ricard Hernández i Mn. Raúl Escudero, preveres de l’esmentat Camí.IMG_4668
Iñaki Lasterra Igual i Maria Clara Pastor Costa, que ja havien estat enviats en ocasions anteriors en nom de la parròquia de Sant Antoni de Pàdua, són pares de nou fills: Daniel, Xavier, Glòria, Inés, David, Elisabet, Anna, Joan i Pau. Es dóna la circumstància que en Pau complia un any de vida el mateix dia de la celebració.

Missio ad gentes

Avui a la nostra parròquia, que és missionera arreu del mon, s’ha realitzat l’enviament d’un matrimoni Captura de pantalla 2016-06-19 a las 10.47.51en José i la Mª Antonia que aniran de missio ad gentes a una ciutat francesa de Pamiers a prop de Tolosa (França).

Allà la seva missió consisteix a anunciar la Bona Nova de l’Evangeli.
Us expliquem que és això de la missio ad gentes a sota de la fotos.

IMG_4476 IMG_4475

La “misión a los gentiles” hace referencia a los lugares donde no está presente el Evangelio, donde hay que realizar la “primera evangelización”. San Pablo dice: «Iremos a los gentiles», ad gentes, en latín.
Podemos distinguir dos tipos de lugares en los que es necesaria esta evangelización: zonas pobres donde, por lo general, la gente está bautizada y tienes una religiosidad natural y un gran devocionismo popular y, en segundo lugar, ciudades en que la secularización ha hecho verdaderos estragos y apenas queda casi nada de la Iglesia católica.
[…]
Juan Pablo II, en el VI Simposio de los Obispos Europeos de 1985, señaló que para responder a la secularización de Europa era necesario «volver al primer modelo apostólico». Esto es: los primeros cristianos cuando tuvieron que salir de las sinagogas se reunían en las casas para recibir la instrucción de los apóstoles, para la fracción del pan y para las oraciones, como leemos en los Hechos de los Apóstoles.
Así las «missio ad gentes», a imitación de este primer modelo, se reúnen en las casas en medio de los no bautizados. Cada una de ellas está constituida por un presbítero y tres o cuatro familias con numerosos hijos hacen presente una comunidad cristiana que debe arrojar en medio de los paganos los signos que llevan a la fe: el amor y la perfecta unidad*.

*KIKO ARGÜELLO, El Kerigma, Edit. Buenas Letras, Alcobendas Madrid, 2012, pág. 128-130.