2ª Semana de Adviento

SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

Estamos en el segundo domingo de Adviento. ¿Te has puesto ya en camino, en la dirección de un cambio de actitud, de la renovación de la mente y del corazón? La salvación es un ofrecimiento universal, acógela, sal de ti mismo y sentirás el gozo de la fecundidad.
La voz del Precursor nos llama a la conversión, al encuentro con la Palabra en el desierto. El papa emérito Benedicto XVI recalcaba la necesidad de acudir a las Sagradas Escrituras: “La lectura de la palabra de Dios nos ayuda en el camino de penitencia y conversión, nos permite profundizar en el sentido de la pertenencia eclesial y nos sustenta en una familiaridad más grande con Dios. Como afirma San Ambrosio, cuando tomamos con fe las Sagradas Escrituras en nuestras manos, y las leemos con la Iglesia, el hombre vuelve a pasear con Dios en el paraíso (Benedicto XVI, Verbum Domini 87).